¿Cómo son los ataques de ansiedad y cómo controlarlos?

Una gran cantidad de personas, indistintamente de la edad que tengan, han experimentado ataques de ansiedad. Estos son provocados por situaciones de gran estrés o por otras causas externas o internas del organismo. Si se vuelven recurrentes, puede reducir la calidad de vida de la persona significativamente. A continuación, apunta cómo son los ataques de ansiedad y cómo controlarlos. Reconocer los síntomas a tiempo es la mejor forma de tratar la condición.

¿Qué son los ataques de ansiedad?

Qué son los ataques de ansiedad

Es bien sabido que la ansiedad desde cierto punto es saludable ya que prepara al cuerpo para adaptarse a situaciones negativas. Sin embargo, los ataques de ansiedad son crisis o espacios de tiempo donde se padece de un miedo irracional, pánico, temor y malestar intenso. Estos pueden aparecer de forma inesperada y tener una duración de entre 10 y 30 minutos.

Otra definición acertada para los ataques de ansiedad es que son sensaciones de terror intenso y repentino sin motivo aparente. Son más frecuentes en personas de entre 12 y 30 años, y puede darse como consecuencia del agotamiento emocional, exceso de estudio o trabajo, elevados niveles de estrés y falta de sueño.

Los síntomas físicos de los ataques de ansiedad se asemejan a un infarto. Es posible experimentar: Aumento del ritmo cardíaco, sudoración, dolor en el estómago, presión en el pecho, sensación de ahogo, dificultad para respirar. Aunque suelen ser de corta duración, el nivel de intensidad, hace que la persona sienta que tiene horas en la situación.

¿Cómo controlar los ataques de ansiedad?

En la mayoría de los casos, la primera vez que se experimenta un ataque de ansiedad lo más probable es acudir a emergencias, pensando que se trata de un infarto. Sin embargo, si estos se vuelven recurrentes, el individuo está en la capacidad de identificar los síntomas y actuar en conformidad con ello. Se puede aprender a controlarlo con las siguientes técnicas:

Ten conocimiento de los ataques de ansiedad y sus síntomas

Luego de experimentar el primer ataque de ansiedad, es normal que desees aprender todo sobre esta condición. Lo ideal para tomar el control es saber qué síntomas causa este súbito ataque y descubrir los detonantes. Seguidamente, es necesario aprender sobre el tema de las emociones, la ansiedad y cómo estas juegan un papel fundamental en el organismo. Al tener esta información clara, será más fácil controlar la situación.

Analiza el problema

Al reconocer los síntomas de miedo irracional y el detonante, es conveniente detenerse a pensar en el problema. La idea es observarlo desde un punto de vista realista y determinar:

  • ¿Realmente es tan grave?
  • ¿Tiene solución?
  • ¿Si ocurre lo peor, sería peligroso?

Luego de analizar el problema es necesario determinar si tiene solución, en casos de que no, convencerse que lo mejor es salir adelante. Esto permite que las circunstancias externas no sean causa de agobio, estrés y como consecuencia ataques de ansiedad.

Técnicas de respiración

técnica de respiración

Si el ataque ya se intensificó, lo primero que se debe hacer es controlar la respiración. De esta manera, se puede frenar la crisis de forma inmediata. Algunas de las cosas que se pueden hacer son:

  • Intenta respirar de forma lenta y regular. Para que sea efectivo, es necesario aflojar cualquier prenda de vestir que pueda afectar la respiración. Por ejemplo, en el hombre la corbata.
  • Separa los pies a los ancho de los hombros, respira lentamente por la nariz y exhala por la boca.
  • Repite hasta que se desaceleren las palpitaciones y el resto de los síntomas.

Aplicar esta técnica durante unos 5 minutos puede hacer que se tome control de la situación. Para que sea efectiva, acude a un lugar aislado donde no haya casi estímulos, de esta manera será sencilla la relajación.

Cuida la salud

Al tener ataques de ansiedad es conveniente evaluar los hábitos de vida. Por ello, se debe hacer un esfuerzo por descansar más y mejor, disminuir el consumo de alcohol y cafeína, reducir las responsabilidades en el trabajo. También, se pueden adquirir otros hábitos tales como: Hacer ejercicios, participar en actividades emocionantes, compartir con la familia, practicar yoga y leer un libro.

En resumen, los ataques de ansiedad son consecuencia de una angustia permanente que desencadenan señales físicas y emocionales. Para controlarlos es necesario conocer sobre la ansiedad, aplicar técnicas de relajación y cuidar la salud. Es digno destacar que la ayuda profesional es un gran aliado